Controlar la eyaculación precoz

Tres de los principales problemas que atormentan a un buen número de hombres en algunos momentos de su vida son el tamaño de su pene, la eyaculación precoz y el gatillazo, además a lo largo de su vida suelen ser por este orden.

En la adolescencia andan comparando con amigos, cuando comienzan a ver cine para adultos igual, hasta que acaban aceptando lo que les ha tocado, sin embargo algunos pocos no lo terminan de asumir o quieren más y buscan cómo alargar el pene.

Los otros dos problemas suelen tener fácil solución, en la mayoría de los casos el problema está en la cabeza, y nos lleva a no controlar de manera adecuada nuestra erección y eyaculación. Puede ser por problemas de índole personal, ansiedad o estrés, el gran mal de la sociedad occidental.

Sigue leyendo

Priligy para controlar la eyaculación precoz

Se estima que la eyaculación precoz afecta a casi un tercio de los hombres en España, en la mayoría de los casos se trata de un problema de fácil solución o algo pasajero, pero que en cualquier caso genera una gran insatisfacción, o más bien frustración sexual en el hombre, así como a su pareja que no consigue disfrutar de la penetración.

La eyaculación precoz consiste en que un hombre eyacula poco después de la penetración, y en ocasiones incluso antes. El hombre se ve incapaz de controlar su eyaculación, la ansiedad, nos nervios o la excesiva excitación le juegan una mala pasada y esto le angustia.

Aparte de los métodos de entrenamiento que puede recomendarnos un especialista, también existen diversos tratamientos farmacológicos para el eyaculador precoz, como por ejemplo Priligy. Se trata de un medicamento y por tanto es necesario que antes pasemos a ver a nuestro médico para ver si es conveniente o necesario que lo tomemos. En ocasiones los hombres pueden padecer episodios de eyaculación antes de lo deseado sin que esto implique que sufra eyaculación precoz.

Sigue leyendo

Dapoxetina para la eyaculación precoz

La dapoxetina es el nuevo medicamento investigado primero por laboratorios Lilly (Primero como antidepresivo), luego por Janssen-Cilag y ahora finalmente por Johnson & Johnson para el control de la eyaculación precoz y que promete por fin ser la primera terapia especifica.

A diferencia de otros inhibidores de la recaptación de serotonina que también se usan como tratamiento de esta disfunción (Paroxetina, Fluoxetina y Sertralina), la dapoxetina se usa “a demanda”, es decir solamente el día de la relación sexual, unas 3 horas antes, y es de corta acción.

Sería una especie de Viagra de la eyaculación precoz y está destinado a desatar la misma controversia ya que finalmente se desconoce la razón por la que se abortó el lanzamiento hace ya varios años y que tantos son los efectos secundarios en los pacientes.

Cremas retardantes

Algunos hombres por exceso de excitación, nerviosismo u otras razones sufren de eyaculaciones precoces o bien simplemente desean retardar su eyaculación. Esto es algo que fácilmente se puede entrenar, pero sabemos que vivimos en un sociedad vaga que antes de entrenar prefiere tomar una pastilla o emplear cremas retardantes que lo haga todo.

Nada más seductor desde el punto de vista de la sexualidad que un simple medicamento tópico que se utiliza solamente en el momento de la relación sexual y prolonga la erección tanto como se requiera. Sin embargo hay que tener presente varias cosas:

  • Ninguna crema retardante o medicamento tópico para eyaculaciòn precoz es la panacea absoluta
  • Los medicamentos basados exclusivamente en lidocaína (xylocaìna) no tienen la penetraciòn requerida en el tejido del pene
  • Los medicamentos ideales tienen mezclas
  • Las cremas retardantes deben utilizarse siempre con condón para no impregnar a la pareja
  • Sin embargo existen opciones como aplicarse la crema 1 hora antes y lavarla 10 minutos antes de la relaciòn sexual deseada.
  • Otras presentaciones como spray anestésicos y similares constituyen una buena alternativa para el futuro cercano.